Mamá y papá primerizos, que no cunda el pánico!! (parte I)

Mamá y papá primerizos, que no cunda el pánico!! (parte I)

Acabáis de enteraros de que estáis embarazados y, ¿ahora qué? Si tenéis amigos o familiares cercanos que hayan pasado recientemente por ésta experiencia, probablemente ya les habréis planteado muchas de vuestras dudas. Internet también es una gran fuente de información y si hablamos de libros…  pues hay muchos y de diferentes enfoques y temáticas que os pueden ayudar. Así que lo que os vamos a contar aquí no va a ser nada diferente a lo que os comenten o podáis encontrar pero queremos aportar nuestro granito de arena, con un poquito de sentido del humor.

Cada embarazo es único y diferente.

Tranquilos, que sea la primera vez no significa que lo tengáis menos controlado que si fuera vuestro segundo o tercer embarazo. Igual que cada hijo es único, cada embarazo también lo es y probablemente los síntomas, sensaciones y cambios que experimentéis, también lo sean. La gran diferencia, eso sí, es que cuando ya has pasado por ésta etapa una vez, las pruebas y términos médicos resultan más familiares y la logística que la llegada de un bebé requiere ya está hecha.

wp-1489579109651.jpg

Nosotros os recomendamos este libro. Te cuenta paso a paso y de una manera muy sencilla todo lo que necesitas saber sobre el embarazo, el parto y el post parto.

Revisiones y cuidados médicos.

Dejando a un lado la parte médica, no somos profesionales sanitarios, es fundamental acudir al médico en cuanto sepáis que hay un bebé en camino. Él os confirmará el embarazo, programará las primeras citas y recetará a la futura mamá unos suplementos de ácido fólico y vitamina B-12 necesarios para que el feto se desarrolle correctamente. El embarazo se divide en tres trimestres y cada uno tiene sus controles. A grandes rasgos y sin entrar en detalles, esto daría para otro post, si no es un embarazo de riesgo y todo marcha bien (que es lo normal, nunca hay que pensar en que algo va a salir mal y por supuesto os aconsejamos huir de los comentarios catastrofistas de otras personas que te hablan de malas experiencias, porque lejos de ayudar hacen que no disfrutéis de esta etapa tan bonita), cada trimestre os harán una analítica de sangre y en la semana 12, 20 y 32 una ecografía para saber que el feto se está desarrollando correctamente. En la analítica del primer trimestre os dirán si la mamá ha dado positivo en toxoplasmosis, no es nada grave, pero no se recomienda no comer embutido y la carne debe estar bien hecha. Además también os dirán que nada de leche, ni derivados lácteos hechos con leche cruda, sólo pasteurizada. Y las frutas y verduras que se vayan a consumir muy bien lavadas. En el segundo trimestre, coincidiendo con la analítica, realizarán la curva de glucosa, para descartar que haya diabetes gestacional. Nada grave tampoco si, en caso de que dé positivo, se siguen los consejos, se cuida bien la alimentación y se lleva una vida sana. Hablamos siempre de nuestra experiencia, nosotros llevamos el calendario de controles establecido por la Consejería de Salud de Castilla La Mancha. Igual en otras comunidades y en seguros privados hay otras citas o en diferentes semanas.

Y ¿el sexo del bebé?

Normalmente hay que esperar a la ecografía de las 20 semanas para desvelar el secreto, si no es muy pudoroso y se deja ver. A veces en la semana 12 te lo pueden decir, pero es más bien cuando es niño y si está muy claro… aunque conocemos algún caso cercano en el que se equivocaron.

Nosotros, además, optamos por realizar una ecografía en 3D de las peques alrededor de la semana 26 de embarazo. Es un bonito recuerdo y, si el bebé se deja, se le puede distinguir perfectamente la cara e incluso ver como se chupa el dedo, bosteza o tiene hipo.

De síntomas, antojos y más cosas…

Aquí sí que hay variedad de opiniones y experiencias. En nuestro caso, con el primer embarazo, el de Lucía, apenas tuve síntomas. Nada de náuseas, antojos, sólo un poco de somnolencia en el primer trimestre y que, desde entonces y hasta hace bien poco, no podía ver un kiwi ni en pintura. Sí, de un día para otro y de manera radical, pasó de ser una de mis frutas preferidas a pensar en ella y me entraban los siete males. Por los demás, bueno y que dí negativo en la prueba de la toxoplasmosis, fue un embarazo buenísimo. En cambio con Alba, aunque no me puedo quejar porque no tuve ningún tipo de riesgo, ni me impidió llevar una vida activa, sí que los síntomas eran “de manual”. Que en el primer trimestre suelen aparecer las náuseas, pues toma náuseas… Que en el segundo hay veces que salen varices, pues póngame una para mi pierna derecha por favor… Que en el tercer trimestre, como consecuencia del volumen de la barriga y el aumento de peso, es común tener dolor en las lumbares, pues también. En cambio, antojos ninguno. Y en cuanto al aumento de peso, tanto en uno como en otro engordé alrededor de 8 kilos, que perdí afortunadamente tras el parto. Y en el caso de Álba, incluso, me quedé con uno menos. Esta soy yo una semana antes de dar a luz a Lucía y cuando faltaban un par de semanas para que naciera Alba.

Ventajas de ser primerizos.

Sí, porque ser primerizos también tiene sus ¡¡ventajas!! Así que os aconsejamos que prestéis atención, porque ésta situación nunca más se volverá a repetir en futuros embarazos. Dormir, descansar, pero sobre todo dormir todo lo que podáis, como si no hubiera un mañana. Sí, porque es algo que ya no volveréis a hacer en mucho, mucho tiempo. Por muy bien que duerma el bebé, en nuestro caso Lucía duerme toda la noche desde los cuatro meses y Alba desde antes de cumplir los tres, el descanso no volverá a ser el mismo. Otra ventaja es que no hay otro niño al que atender. Cuando no tienes más hij@s, si estás cansada, paras y te relajas; si tienes sueño y no tienes que madrugar, pues te quedas en la cama… Pero si ya tienes un peque o más en casa eso no es tan fácil, porque él querrá jugar contigo, ir al parque, madrugará los fines de semana (sí, aunque entre semana te cueste Dios y ayuda levantarlo para ir al cole o a la guarde). Y sí, se pondrá malo y te dará alguna que otra “noche toledana”. Así que disfrutar de esas pequeñas cosas que luego echaréis de menos. Pero, oye, que luego todo esto compensa y mucho, cuando ves a tus hijos crecer felices, cuando te dan un beso o te dicen los mucho que te quieren el sueño y el cansancio desaparecen.

¿Qué os ha parecido? Así, a modo resumen aunque no lo parezca, porque cada apartado daría para un único post… Y nos falta hablar de las compras básicas para recibir al nuevo miembro de la familia, pero vamos a dejarlo para la próxima.

Anuncios

2 comentarios sobre “Mamá y papá primerizos, que no cunda el pánico!! (parte I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s