Los nacidos a partir de junio podrán llevar primero el apellido de mamá

Los nacidos a partir de junio podrán llevar primero el apellido de mamá

Vivimos en una sociedad predominantemente machista aunque poco a poco, afortunadamente, hay aspectos que van cambiando. Obviamente las personas no somos mejores o peores por cómo nos llamemos, qué apellido tengamos o en qué lugar hayamos nacido, por poner varios ejemplos. Eso es una cuestión de educación y valores. Pero sí que es verdad, o al menos a mí me lo parece, que hay vestigios rancios y machistas en nuestra sociedad que están tardando en ser eliminados.

Derecho a decidir en igualdad

Y éste es uno de los objetivos de la nueva ley que entrará en vigor a partir de junio y que pretende avanzar en la igualdad de género. A partir de esta fecha, cuando una pareja vaya a inscribir a su bebé al Registro, el funcionario no sólo les preguntará qué nombre le van a poner, también deberán contestar qué apellido quieren que lleve primero si el materno o el paterno. Probablemente, este cambio no de un vuelco a las estadísticas, pero que se reconozca el derecho de los progenitores a decidir con igualdad de condiciones entre un apellido u otro nos hará avanzar hacia una sociedad más justa y tolerante.

¿Qué pasa si los padres no se ponen de acuerdo?

Poner el apellido de la madre primero era ya una opción que existía desde 1999 y, aunque muchos la desconocían, incluidos algunos funcionarios, poco a poco estaba empezando a ser más habitual. Sólo en los últimos seis años el número de solicitudes se había duplicado, pasando de 1.500 a casi 3.000. Pero ¿qué pasaba hasta ahora si no había acuerdo entre los progenitores? En caso de discrepancia, prevalecía el apellido del padre y si no se especificaba el orden elegido, también. La diferencia radica en que, a partir de junio, en caso de desacuerdo, será el funcionario el encargado de decidir atendiendo al interés del menor, evitando malsonancias, primando el apellido que sea menos común, por orden alfabético de los apellidos o a sorteo. De esta manera, se elimina el privilegio de prevalencia que se le daba al apellido del varón.

En Europa ya se estaba haciendo

En esta materia nuestros vecinos europeos como Portugal, Italia o Francia siguen un modelo parecido. Y en Alemania cuando no hay acuerdo entre la pareja se lanza una moneda al aire. Curioso, ¿verdad?. Y es que, si el tema de elegir el nombre del niño o la niña es de por sí motivo de discusión o por lo menos de debate en muchas parejas, la elección de qué apellido prevalecerá, en algunos casos no se quedará atrás.

Y a vosotros ¿qué os parece?, ¿creéis que era un cambio necesario? ¿generará mucha polémica entre los futuros padres?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s